¿Quieres salarios dignos para quienes fabrican nuestra ropa?

26.07.2022

Desde este 19 de julio de 2022 tenemos un año de plazo para conseguir un millón de firmas de la ciudadanía de la Unión Europea (UE) para "Good Clothes Fair Pay" ("Buena Ropa, Salario Justo"). ¿Conoces esta campaña? Si no es así, no te preocupes, te lo cuento a continuación...

Se trata de una Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) para exigir a la Comisión Europea una legislación que obligue a las empresas a pagar salarios dignos a las personas que fabrican nuestra ropa.

Está liderada por una coalición ciudadana y cuenta con el apoyo de varias ONG, responsables del mundo de la política y especialistas en salarios dignos, entre ellas la Campaña Ropa Limpia y Fashion Revolution.

Cerrar la brecha entre salarios reales y dignos

Esta ICE exige que las empresas que venden prendas de vestir, textiles y calzado en la UE adopten medidas sobre salarios dignos en sus cadenas de suministro. Según esto, tal y como explican desde la Campaña Ropa Limpia, "las marcas y los minoristas tendrían la obligación legal de evaluar los salarios en sus propias cadenas de suministro, poner en marcha planes para cerrar la brecha entre los salarios reales y los salarios dignos, y hacer públicos sus progresos".

Los datos dicen que la UE es la mayor importadora de ropa del mundo y uno de los mayores mercados consumidores de moda, con más de 260.000 millones de euros en ventas previstas para 2022. Por ello, insisten desde la campaña, esta institución "debe abordar este modelo injusto y explotador".

Sueldos insuficientes para vivir

Desde la iniciativa aseguran que la mayoría de las personas que hacen nuestra ropa no cuentan con un salario digno. "Quienes trabajan en la confección, en su mayoría mujeres, ganan de media un 45% menos de lo que necesitan para mantenerse y mantener a sus familias. A pesar de las extenuantes horas de trabajo, la mayoría tiene dificultades para llevar comida sana a la mesa, vivir en una vivienda adecuada, acceder a la sanidad o incluso enviar a sus hijos e hijas a la escuela".

Los salarios mínimos legales vigentes en la industria, fijados por los gobiernos de los países productores de ropa, "simplemente no son suficientes para vivir". Y los salarios de pobreza son endémicos en la industria mundial de la confección. Afectan a quienes trabajan en el sector de la confección de todo el mundo. "La industria de la moda emplea a decenas de millones de personas en el Sur Global y a un millón y medio en la UE, la mayoría de las cuales no reciben salarios dignos", aseguran las promotoras de "Good Clothes Fair Pay".

Agravamiento por el Covid-19

Esta situación, además, se ha visto agravada por la pandemia de Covid-19. Desde la campaña explican que cientos de miles de personas se quedaron sin cobrar por su trabajo cuando las grandes marcas cancelaron los pedidos de productos ya producidos. "Esto ha provocado una grave crisis humanitaria en la que muchas personas se han quedado sin red de seguridad social, luchando por pagar la comida, la sanidad y el alojamiento".

Las marcas han prometido durante mucho tiempo hacer lo correcto, pero la mayoría de las veces no lo han hecho. Y, como bien señala Kirsten Kossen, miembro del Comité Ciudadano de la campaña, "no podemos esperar más a que se adopten medidas voluntarias".

Mayor conciencia social

Poco a poco quienes consumimos vamos siendo más conscientes de estas situaciones injustas. No estamos de acuerdo con ellas. Y la campaña "Good Clothes, Fair Pay" nos da la oportunidad de pedir a las autoridades un cambio en la legislación. Como asegura Kirsten Kossen, "tenemos el poder de cambiar esta situación".

Desde Analó defiendo un modelo de producción y consumo sostenible en todos los sentidos, y eso incluye los derechos laborales de las personas en cualquier parte del mundo que se encuentren. Por eso quería hacerte llegar esta iniciativa, animarte a que reflexiones sobre esta situación y, si estás de acuerdo con lo que propone, te sumes a ella.

Puedes informarte con más profundidad y firmar esta iniciativa ciudadana europea en la web de la campaña "Good Clothes, Fair Pay". ¿Qué te parece lo que propone? ¿Te sumas?